El arte era un arcade, y no me di cuenta.

"El arte da al hombre la experiencia de vivir en un mundo donde las cosas son como deberían ser. Esta experiencia es de crucial importancia para él: Es su salvavidas psicológico. Dado que la ambición del hombre no tiene límite, dado que su búsqueda y logro de valores es un proceso que dura toda la vida -y cuanto más elevados los valores, más dura es la lucha-, el hombre necesita un momento, una hora, cierto período de tiempo en el cual pueda experimentar el sentido de su tarea terminada, el sentido de vivir en un Universo donde sus valores hayan sido exitosamente realizados. Es como un descanso, un momento de repostar combustible mental hacia nuevos logros. El Arte le da este combustible, un momento de alegría metafísica, un momento de amor por la existencia. Como un faro, alzado sobre los oscuros cruces de caminos del mundo, diciendo "Esto es posible". Ayn Rand

¿Vos sabés quien soy yo? ¿No? Menos mal.
Antes de empezar, creo que es necesario mostrar mis credenciales, para que quede claro que NO tengo la autoridad moral o inmoral suficiente para opinar sobre estos temas, pero es lo que hay...

Mi relación con los juegos de video:
los 4 años conocí "la casa de los jueguitos" de Azul. Mi preferido era Space Invaders y más tarde Xevious. Ya en Río Grande, a partir de los 15, cuando salía de bailar iba con mis amigos al casino electrónico a las 6 de la mañana a jugar Out Run, para sentir lo que era manejar un auto de verdad...y romperlo :)
Aún con una Xbox delante, mi debilidad son los arcade, lo reconozco.
Pero un día conocí a Many Calavera (Grim Fandango) y bueh...


Mi relación con el arte (Dibujo y pintura)
En realidad empecé con la historieta: Condorito, Patoruzú, Isidoro, y cuando aprendí a leer, Editorial Columba (pecados de juventud), hasta que descubrí Skorpio. Mi mamá, una persona que tenía muy en claro qué actividades debía realizar una bien educada niña católica, sabía perfectamente que mirar mujeres practicamente en bolas no era una de ellas, de modo que para poder comprarla yo, que no tenía un peso ni apuro por ganarlo con el sudor de mi frente, la convencí gracias a un curso de dibujo y pintura que salió en fascículos con la revista. Mas tarde terminé en el secundario de Bellas artes y compraba Playboy (la española) para practicar dibujo, la era pre-internet, que tiempos aquellos...Terminé estudiando diseño en la facultad de Bellas Artes de La Plata y ...¿en qué estábamos? 
Ah sí, "los jueguitos".

La culpa de todo la tiene Magoo (@magooracss), como siempre
Hace unos meses mi compañero en el arenero de la vida me invitó a ver un documental. Que quede claro, no soy una persona de documentales. La realidad me alcanza y me sobra con ser como es. Si tuviera televisor, que no tengo, y señal de cable, que evidentemente no tengo, lo mío son los dibujos animados, las películas de ciencia-ficción,  las de acción, las comedias románticas si el chico lindo es lindo y mayorcito (sep, nada de chicos twilight para mí) y las series norteamericanas ochentonoventosas.
Con esa imagen en mente, ¿que creen que pienso cuando mi adorado Mago-o (tiene un mecho blanco que le brilla cuando programa) me invita a ver sus películas "conceptuales"?. Bueh, pero uno no puede decir siempre que no, hay un límite y se llama divorcio.
La cosa es que dije que sí, y miramos "Indie Games: The movie".
!Eso no es un documental, es una película de acción y suspenso, el sufrimiento y la tortura que hay ahí, por Dios!
Y la ves y te explota la cabeza, y querés jugar a todo, ¿que quéres que te diga?. y ahí nomás me iluminé.

Estos chicos son artistas.
Pero artistas de los que hacen obras de arte.
Y no es que lo piense por la calidad de sus dibujos, o los sonidos, o la belleza del código que escriben, o la cantidad de bugs que corrigieron, no.
Desde chica pensaba que el artista nacía de su propio sufrimiento. Estaba convencida de que mis poemas adolescentes eran tan malos porque mi vida era muy fácil: familia tipo, sin divorcios ni problemas médicos, ni siquiera iba muy seguido al dentista. Imposible hacer de mí algo como la gente, el espíritu creador huía de mí felicidad crónica como de la peste.
Estos chicos en la película sufren. Sufren y ya sabían desde antes que iban a sufrir. Saben que si siguen por ese camino pueden terminar muertos, pero seguir vivos sin terminar esos malditos juegos es peor.
Y encima lo que hacen está bueno. Pero es imposible que no sea así, porque llevan años trabajando en eso. Aprendiendo a hacer cosas que siempre creyeron que no podían hacer, porque era la única forma de seguir. Inventando formas de hacer algo, porque ese algo nunca se había hecho. Y el costo es altísimo: para unos el amor y para otros directamente hambre. (bueno, no juguemos ahora a decir qué es peor).
Lo mismo pasó con los artistas clásicos, Y con algunos matemáticos, si vamos al caso.
Así que ahí lo tienen. Así como no todas las pinturas son obras de arte, ni todos los pintores son artistas, hay programadores de videojuegos que son artistas, y juegos que son obras de arte.

Los enlaces





Leave a Reply

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. (Oscar Wilde)