Manual del No - disenio


Ej. 1
En un lujoso y centenario hotel de Londres, de esos con mucha madera y bronce y sobriedad y, evidentemente, mucha flema inglesa, se descompuso el ascensor.
Como es bien sabido, los ingleses dejan pocas cosas libradas al azar, bien por ellos.
El encargado de mantenimiento colgó de las puertas del ascensor el cartelito preparado para tales ocasiones, con el típico mensaje "Out of Service", de madera, cuero y letras doradas con algunos arabescos, manteniendo la línea de los carteles indicadores del lugar.
Al poco rato tuvieron que poner una persona que indicara que el ascensor estaba roto, y evitara que más gente intentara abrir las puertas, por suerte sin lograrlo, dado que nadie leía el dichoso cartel, tan bien diseñado que se confundía con el paisaje (En lugar de una persona yo hubiera puesto una hoja de papel escrita con birome, pero bueh...)

Algo diseñado con premeditación para formar parte del sistema, tratando de comunicar un llamado de atención. Algo así como pedirle a una persona muda que grite "¡Fuego!."

Ej. 2
Para vender un auto hay muchas opciones:
  • Aviso en el diario,
  • Plotear en vinilo los datos del vehículo para no arruinar la estética,
  • Hacer un cartelito a mano o en la computadora y pegarlo en una ventana
  • Llevarlo a un lugar concurrido y ponerle una botella encima
La pregunta es: ¿cuál nos da mejor resultado si evaluamos la relación costo/beneficio?

CONTINUARÁ...

2 Responses so far.

  1. Ódio los Blog´s says:

    Mmmmh...
    Que pasa? Estas planeando trabajar?

  2. Anónimo says:

    No se de diseño, pero algo se de vender( al menos mis autos )....solo tenés que desearlo...

    Nadie obtiene lo que no quiere, todos obtenemos lo que queremos,...esto tiene ( si lo crees ), sin embargo, la grave implicancia de que nos obliga a darnos cuenta de que a veces ( pueden ser muchas veces ) no queremos lo que creemos que queremos.
    Si lo deseas de verdad la realidad se modifica y la oportunidad aparece. Por eso se dice que los sabios no planeaban nada y nada quedaba sin hacerse.

Leave a Reply

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. (Oscar Wilde)