Doraemon creó a ADN

"Y Doraemon creó a ADN, y le dió gofio. Lo vió rascarse y le dió chipi chipi. Y lo dotó de idiosincracia. Doraemon vió que ADN estaba solo, y le dió tetas.
El día siete, Doraemon descansó. Pero a las 3 de la tarde, vió a ADN golisnear el fruto caboverdiano y lo envió a la destiladera."


Mi humilde contribución al absurdo concurso de cuentos, en Doraemon por el mundo.
No dejen de participar!

Leave a Reply

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. (Oscar Wilde)