Me encantan los niños!

Es una frase que siempre me ha llamado la atención. Esta frase es de un absolutismo tal, que me conmueve. Me gustan los niños implica que te gusten, te caigan bien, te sientas bien con ellos o lo que sea que signifique, cualquier persona de menos de ...digamos, 12 años?.

Veamos, yo suelo decirlo en broma, pero la gente que dice lo que sigue piensa realmente que los chicos son casi seres humanos. Casi porque aun no han desarrollado una personalidad que nos moleste, o que nos enamore, o que nos resulte indiferente.

Bueno, les tengo una noticia: Desde que nacemos sabemos quiénes somos y qué queremos. Claro que gracias a la cercana influencia de los padres, apenas si podemos ahondar en lo que no somos y, definitivamente, no queremos.

Sin embargo, la protesta de los chicos nunca se toma en serio y he aquí la prueba: Dos chicos peleando por un juguete es una pavada y dos adultos peleando por comprarse un celular mas nuevo que el del otro, es ... vaya coincidencia!

Mejor otro ejemplo - seguimos con los juguetes - por un lado los dos niños luchando a puño limpio. Por el otro dos dirigentes manipulando uno contra el otro... (armas nucleares, bolsas de valores, índices de algún tipo, grupos humanos). Bien, ahora sí tenemos una buena comparación.

Los niños pelean por el juguete para tener lo que quieren. En el fondo sabemos que sólo uno tiene razón y es el dueño del objeto. Si no hay adultos cerca para arreglar las cosas, ganará el más fuerte.
Con los dirigentes, en cambio...

Si dos chicos empiezan peleando por un juguete y arman tal despelote que ya nadie sabe como empezó el problema, terminaremos pensando que sólo intentan llamar la atención.
Si dos dirigentes pelean por cosas que jamás pasaron, es para ganar el apoyo popular. La diferencia es sustancialmente evidente.

Lo más interesante de todo esto es que si un chico hace algo que no nos gusta, los amantes de los niños suelen decir "es cosa de chicos". Porque? No es cosa de chicos, es cosa de personas y la edad no tiene nada que ver. Es justo que un chico pueda hacer algo que no nos agrade. Que pueda ser alguien que no nos agrade. Es la única forma en la que podrá encontrar su grupo entre tanta gente suelta.

Y sería inocente creer que si lo ignoramos, los chicos dejarán de ser personas. No funciona así. Pero si los ignoramos, no vamos a descubrir cuan maravillosas o insoportables personas son y si queremos incluirlos en nuestro grupo o no.

En el fondo, muy en el fondo y sin conocimiento de causa, sospecho que los que dicen amar a los niños, en realidad sólo buscan que los chicos a su vez los amen, creyendo que como son pequeños, aun no tendran las armas suficientes para darse cuenta cómo somos en realidad.

Yo solía decir que me gustaban los perros, los gatos y todos los bichos que andan por ahi y ni siquiera a todos los bichos les caigo bien. Sería bastante estúpida si espero menos de una persona sólo porque tiene más vida por delante que por detras.

6 Responses so far.

  1. Ódio los blogs says:

    La Mascota dijo: Bueno, les tengo una noticia: Desde que nacemos sabemos quiénes somos y qué queremos.

    YonoseporquequemenegashaberleidoyestardeacuerdoconRichardDawkins... Solo para llevarme la contra... ¿No?

  2. Llegué desde La peleadora. Estoy leyendo atentamente. Este es el primer post que termino y me pareció sencillo y absolutamente real.
    Voy a seguir leyendo.

  3. No, Claudio, dejá. Lo mejor es quedarse con la primer impresión. mirá si seguís leyendo descubris la verdad?

  4. Bob Navarro says:

    Uhh, hace cuánto que no digo nada. Ya voy Oscar...
    Yo creo que me "encantan" los niños, pero debo aclarar que no todos. Quizá sí, solo los que siento que me devuelven algo. Creo que esto es porque si no le gustás a un pendejo, este no tiene problemas en hacértelo notar y lo ¿¿mismo?? cuando te quieren, o por lo menos, son mucho más demostrativos que cualquier adulto. Y eso, lo agradezco, enormemente.
    Leyendo y releyendo el post, no se si yo lo veo así, pero hay como un afán de demostrar, de alguna manera que hay cierta inocencia en el hecho de que dos niños peleen por un juguete o cualquier otra cosa.
    Pero, nunca falta el pero, los niños son mentirosos, contra lo que se cree normalmente, son forros, crueles a niveles estratosféricos, celosos y muy egoistas.
    Creo que todo lo forros que somos ya de grandes tiene que ver con no ubicarnos y no darnos cuenta que, ups, somos sociales, somos comunidad y la comunidad censura muchos vicios en los adultos que celebra en la niñez. El hecho de civilzarse y el hecho de desnaturalizarse son el mismo.
    Mientrás más forro sos de grande, menos has madurado, y eso implica la maldad, la crueldad, pero mientrás más maduramos, más hipócritas somos y peleamos por los juguetes o el petróleo, o el campo, pero si podemos, mandamos a otros.

  5. Bob, estoy emocionada, me escribiste una carta.
    Insisto en que tenés que abrir tu propio blog. Decorarlo a tu gusto y dejas entrar quien quieras, pero no dejes de hacerlo.

    Yo creo que los niños tienen una actitud ante la vida, que de grande solamente se afianza.

    En las desiciones de adultos lo que cambia es que se agregan datos, y parecen más complejas, pero la actitud ante ello es la misma: esconderse, negar, enfrentar, arrasar, enviar a otro, pedir ayuda, etc.

    Para mí no existen bebés, niños, adolescentes, adultos o viejos. Solamente hay una mirada que elige ser amistosa u ofrecerme un reto. Y ahí ya sé que somos almas potencialmente afines.

    Despues viene lo divertido que es comprobarlo.

    Un ejemplo:
    Cuando hacía prácticas en un 4to grado, un chico me avisó que no podía trabajar porque no tenía hojas (me avisó la maestra que no me hiciera ilusiones de lograr algo, ya que nunca hacía nada en clase, y no hablamos de un chico carenciado). Le dije que dibujara en el pizarron. Al rato miro y había dibujado mujeres y hombres desnudos en todo el pizarrón, y me miraba atentamente a ver qué decía yo.
    Le dije al toque: "Lástima que no me puedo llevar los pizarrones a mi casa" y enseguida consiguió una hoja y me dibujó todo. Yo estaba chocha, pero el pibe estaba radiante, y trabajó toda la hora :)

  6. Bob Navarro says:

    Hoy se estrenaron los juegos olímpicos para emocionar a Bob. Me emocionaste Pet. Concordamos, después de todo, yo tmb creo que aumentan las circunstancias, pero tmn tengo un poquito de esperanza en que hay cosas que podemos cambiar. Porque Fe me falta.
    Yo tengo un ejemplo parecido. Mil besotes.

Leave a Reply

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. (Oscar Wilde)