Tizo El Mestizo

Algunos saben, y otros no, que comparto derechos y obligaciones mascotiles con estos tres sátrapas.
Hoy le toca robar cámara (una frase que le va como anillo a la pata) a:

Tizo es Tizo por "petiso". Una vaga alusión del programador respecto a su tamaño cuando lo conoció.
Fe de erratas: Donde dice "alusión" debe leerse "ilusión".

Si algo une a nuestra familia es esa calidad de descastados que tenemos... (Exu diría desclasados. El programador levantaría los ojos al cielo y no diría nada).

Tizo hizo su aparición el 28 de diciembre de 2005. Pensamos que el inocente era él, ilusos!
Es el cuarto dentro del arbol genealógico, el tercero en ese momento histórico, y el más pequeño de la jauría. Y desde que llegó supo perfectamente como usar todo eso a su favor.

Andaba dando vueltas por Parque Saavedra, entre las flores de un puestero, con sus dos o tres meses y un millon de parásitos a cuestas.
Como mascota conciente de lo que cuesta alimentar cada hocico - y temiendo que me echaran de la cucha por superpoblación - me mande la parte diciendo que seguramente alguna de las chiquicientas protectoras de La Plata nos daría una mano (¿les dije que en vacaciones las estadísticas no colaboran?).
Por fin llegamos a la veterinaria (no, no me salté partes, la historia va así) y otra vez se confirmó que La Mascota habla mucho pero El Programador dice lo justo:

- Tizo
-¿eh?
- Tizo, por petiso

Ese fue el breve diálogo que hizo las veces de trámite de adopción y bautismo, mientras esperábamos - el Programador con Tizo en una mano - que Margarita lo vacunara.

Leave a Reply

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. (Oscar Wilde)