Deseo que los chanchos vuelen...si quieren.

Se acaba el año. Qué cosa no? El año se acaba es lo mismo que decir a las 12 almorzamos. O que tal cosa es imposible. O que los chanchos vuelan.

Tengo un consejo para el que lea, aunque no lo pida, y aunque yo no sea quien para darlo:
No mande tarjetas de saludos porque sí. Si saluda, no diga "felices fiestas y próspero año nuevo" a menos que lo sienta y lo desee de verdad.
No envíe nunca, pero nunca nunca, una de esas cadenas de mails, y si aún así insiste en hacerlo, escriba un texto dirigido a la persona a quien lo manda, a cada uno, aunque sean 500. Despues de todo, si lo hace, es porque quiere darle a esas personas algo que usted cree que se merecen.
No use las palabras porque sí. Tambien se gastan. y el sentido se les va decolorando.
Si va a putear, busque opciones, el idioma castellano tiene muchas para darnos, para desear cosas buenas y para las malas tambien.

Si no sabe que poner en una tarjeta, no ponga nada. No mande la tarjeta. Y si quiere que esa persona sepa que usted se acordó de ella, acuérdese de verdad: escriba "Yo sé que te gustan las facturas de hojaldre con dulce de membrillo", porque eso tiene más sentido que "felices fiestas".

Atrévase a creer que lo que usted desee se hará realidad. Y piénselo un cachito, y despues deséelo con ganas. Igual no pierde nada, y por ahi gana mucho.

El Programador Radioaficionado y La Mascota.

Leave a Reply

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. (Oscar Wilde)