Miedo. El cielo y el infierno.

Originalmente esta historia iba a tratar sobre el cielo y el infierno, y la cita correspondería, consecuentemente, con una historia Zen sobre el cielo y el infierno.
Pero al final, voy a tratar de escribir sobre cómo se llega ahí.

Había un general que estaba en su casa apreciando su colección de antigüedades, cuando de repente casi se le cae un precioso jarrón.
-¡Oh! ¡Qué susto!
Pensó: "Ya he dirigido millares de soldados, enfrentando diversas situaciones de vida o muerte y jamás me atemoricé. ¿Por qué será que hoy por causa de una vasija me asusté de esa manera?”.
Entonces simplemente arrojó la valiosa vasija y la quebró.

Bueh, mucha introducción para contar una simple calentura de trabajo, no? Cuál es la idea que tenemos de como ser buenos compañeros? Es suficiente tener un jefe detestable y con suficientes defectos para que un grupo de empleados, unidos en su contra, se consideren compañeros y actuen como grupo?

Sí, es suficiente, pero sólo para empezar. Un grupo de trabajo, como todo grupo humano, tiene derecho, y casi la obligación, de crecer, igual que las personas que lo forman.

Para crecer es necesario hacer hincapie en lo positivo, tanto del propio grupo, como de otros. No es necesario quemarse con leche, cuando otros lo han hecho antes, ¿no? Bueno, a veces sí.

¿Que problemas suelen interferir en el trato entre compañeros? normalmente uno, al menos en mi caso, y se llama "Jefe" (Jefa, tambien en mi caso).
¿Porque nos sentimos incapaces de reaccionar ante un atropello, una falta de respeto, ausencia de organización, responsabilidades que no deberíamos cargar, y otras que deberíamos sostener, y nos lo impiden?
Miedo. Es la única explicación que nos define el estado de patética inmovilidad resultante.
¿Miedo a qué? ¿Que tipo de experiencia anterior nos dice que debemos tener cuidado? ¿Que clase de alarma autodefensiva se dispara cuando deberiamos estar produciendo adrenalina para defendernos de un ataque, y en lugar de eso nos inmovilizamos, aceptando la injusticia propia o ajena?
¿Miedo al despido? ¿Miedo al ridículo? ¿Miedo a no tener razón? ¿Cuáles de esas situaciones se dieron con anterioridad para que ese miedo tenga sentido?
¿una? ¿ninguna? ¿ese miedo tiene sentido?
El miedo sin razón se llama pánico. Miedo a lo que creemos que pasará. Miedo al fantasma que nosotros creamos.
No tenemos miedo del jefe que nos tocó. Tenemos miedo del jefe que nosotros creemos (creamos?) tener.

¿Porque cambiar? ¿porque esta mal seguir así? Porque nos debemos respeto a nosotros mismos, como individuos y como grupo. Porque no podemos subsistir solos, aunque sepamos concientemente que las batallas que libramos son absolutamente nuestras, y privadas.

Y nada de lo que debe cambiar depende de nuestro jefe, porque el poder que nos provoca miedo no es de él (o ella). Nosotros le dimos forma y se lo entregamos.

¿Cuando seré capaz de ver la vasija, sostenerla, sopesarla, y romperla?

2 Responses so far.

  1. Describiste perfectamente muchas situaciones que a veces me tocan pasar. Pero en realidad a lo que yo temo es a mi reaccion, porque se que puede ser desubicada y ahi si producirme algun mal. Si le encontras la solucion o una mano amiga que permita romper la el jarron, posteala plis. ;)

  2. Gustavo:
    Si la encuentro no sólo te la digo, la publico en un libro de autoayuda y me lleno de plata :)

    En cuanto a tu reacción, no le tengas miedo...ya sabes cuál es (igual que la mía) ;)

Leave a Reply

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. (Oscar Wilde)